En los últimos días, numerosos vecinos de Leganés denunciaban por redes sociales la abundante acumulación de residuos en numerosas islas ecológicas de la ciudad. De ello se derivan problemas de salubridad y olores que han soportado, fundamentalmente, los barrios de Zarzaquemada y Leganés Norte.

El Ayuntamiento ha reconocido que esto se ha debido a la avería de 170 buzones de recogida neumática de basura, que están instalados en los citados barrios. Y este miércoles, el propio Consistorio ha informado que “los operarios están redoblando el esfuerzo con cambios y labores de bolseo para restablecer el servicio”, contestando así a un vecino que se había quejado por redes.

La recogida neumática consiste en el depósito de los residuos en buzones soterrados que están conectados a una central de recogida mediante tuberías. Los residuos son aspirados hasta la central mediante aire e introducidos en contenedores compactadores.