Foto: LaLiga.es

La rentabilidad que el Alcorcón obtiene de cada gol que marca esta temporada puede resultar fundamental a la postre de cara a su permanencia un año más en la categoría de plata del fútbol nacional. Y es que los 28 tantos que acumula en su casillero realizador una vez transcurridas 33 jornadas de campeonato se han traducido en un total de 41 puntos. Eso se traduce en que cada gol que marca le reporta 1,46 puntos, un enorme dividendo que se sustenta en varios factores.

El más evidente es que en lo que va de curso ha ganado hasta en seis ocasiones por un resultado de 1-0 ó 0-1, lo cual le ha permitido sumar 18 puntos en estos seis compromisos. Por contra, solo ha perdido dos veces cuando el partido se ha dilucidado con este marcador final, así que su balance en estos casos es netamente favorable.

En ello ha tenido mucho que ver, por supuesto, la fiabilidad defensiva que ha mostrado a rachas y que ha venido a paliar en cierta medida la evidente escasez realizadora (0,84 goles por partido). El Alcorcón es el segundo equipo que menos goles marca (28), solo superado en este capítulo por el Reus (24), pero a modo de contraprestación ha sido capaz de dejar su portería a cero nada menos que en doce ocasiones, y ese dato resulta esencial para justificar que a día de hoy esté fuera de las posiciones de descenso.

Y no es solo que no se encuentre entre los cuatro últimos clasificados, sino que las dos últimas victorias ante el Nástic y el Oviedo (1-0 y 0-1, respectivamente) le han permitido abrir una considerable brecha de ocho puntos con respecto a la Cultural Leonesa, equipo que marca en estos momentos la frontera del descenso. También tiene ya a cuatro de distancia tanto al Barcelona B como al Almería, cuyas derrotas también han contribuido a despejar un tanto el horizonte del conjunto alfarero.

Especialmente satisfecho se mostraba el técnico del conjunto amarillo, Julio Velázquez, tras el triunfo cosechado el pasado fin de semana en el Carlos Tartiere gracias a un solitario gol de Jonathan Pereira en el minuto 93. “Conseguir estos tres puntos es tremendamente positivo desde el aspecto emocional”, admitía Velázquez, que decía sentirse “muy orgulloso de cómo se ha desarrollado el partido, de cómo ha estado organizado del equipo, del temple que hemos tenido en los últimos minutos de la primera y de la segunda parte y, en definitiva, de cómo hemos competido”.

Este sábado toca recibir al Numancia y el Alcorcón tendrá ante sí la oportunidad de encadenar tres victorias consecutivas por vez primera en lo que va de curso. Es su tercer intento y en caso de convertirlo en realidad daría otro paso de gigante de cara a su declarado objetivo de certificar la permanencia con menos apuros que el año pasado