El CD Leganés disfruta de unos días de vacaciones tras su consistente triunfo del pasado fin de semana en Málaga (0-2). No volverá al tajo hasta el lunes 27 para empezar a preparar su compromiso del domingo 2 de enero ante el Valladolid en Zorrilla, donde arrancará la segunda la segunda vuelta del campeonato.

Y lo cierto es que el conjunto pepinero ha alcanzado el ecuador de la competición en su mejor momento. La llegada de Mehdi Nafti al banquillo supuso sin duda un punto de inflexión y ahí están los datos para corroborarlo. El ‘Lega’, que cuando fue destituido Garitano marchaba 20º con 10 puntos sumados en 13 jornadas, ha conquistado 15 en los ocho compromisos dirigidos por el franco-tunecino y ya es 15º.

Aquella dilatada estancia en puestos de descenso empieza a ser poco más que un amargo recuerdo y los blanquiazules aspiran a cotas mayores, tal y como sostenía Juan Muñoz a la conclusión del duelo disputado en La Rosaleda. «Ojalá no tuviéramos vacaciones y pudiéramos seguir con la racha el próximo fin de semana», recalcaba el delantero utrerano antes de vaticinar que «vamos a dar mucho que hablar en la segunda vuelta».