El CD Leganés ha presentado este jueves en sociedad a Rubén Pardo, sin duda uno de los jugadores de referencia del nuevo proyecto pepinero. El centrocampista riojano, que llega cedido del Gironcins de Burdeos, lucirá el dorsal ’25’ y ya trabaja a las ordenes de Martí.

A su lado en la sala de Prensa ha estado el director deportivo del club, Txema Indias, que ha explicado que “a veces en la vida la insistencia da sus frutos. Hemos tenido mercados en los que queríamos que él estuviera con nosotros y no se pudo dar. Cuando menos nos lo esperábamos es cuando su predisposición ha sido total. Nos ha demostrado ganas e ilusión por venir y estamos encantados de tener un mediocentro creativo como él”, ha subrayado.

Indias ha remarcado que el nuevo jugador del conjunto blanquiazul “ha jugado casi doscientos partidos en la Real Sociedad y el año pasado fue a un club como el Girondins. Esperamos que tengamos un matrimonio Rubén-CD Leganés que dure muchos años”, ha deseado.

“ES UN RETO MUY IMPORTANTE EN MI CARRERA”

Por su parte, Rubén Pardo ha querido agradecer el interés de la entidad leganense en hacerse con sus servicios y ha demostrado llegar con ganas y ambición: “Gracias a todo el club por el esfuerzo que han hecho en traerme. Es un reto muy importante en mi carrera, vengo con una ilusión tremenda y unas ganas de trabajar brutales. Estoy feliz, he vuelto a recuperar la ilusión por jugar al fútbol y sentirme importante”, ha destacado.

El riojano ha ensalzado las condiciones del CD Leganés, “un club grande, con estructura de Primera división, y yo vengo a aportar mi experiencia y hacer un buen juego para ayudar al club a volver donde se merece. Tuve otras ofertas”, ha admitido, “pero el proyecto que más me ilusionaba era este”.

Pardo ha reconocido también que pudo vestir la elástica pepinera en alguna otra temporada anterior, “pero entonces no se pudo concretar. Voy a intentar aportar desde el primer minuto y dar el máximo por este escudo. Tengo mucha hambre de fútbol y éste es un proyecto ilusionante”, ha recalcado.