Los centros 8 de Marzo y la Casa de la Mujer de Fuenlabrada han amanecido este miércoles con pintadas insultantes como esvásticas y “Feminazis”.

Rápidamente, el alcalde, Javier Ayala, ha condenado estos ataques y ha dicho que “feminismo es la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. En esa lucha cabemos todos” y “quienes pretendan ir contra la igualdad nos tendrán siempre enfrente”.

En la fachada de ambos edificios aparecían las siglas de VOX, lo que ha provocado que el exalcalde, Manuel Robles, exigiera también esta mañana una condena a este partido.

Y así ha sido, pues la formación ha emitido un comunicado de lamento y condena, desmintiendo “con absoluta rotundidad cualquier tipo de vinculación. Nos sorprenden, como al resto de la sociedad, estas reprochables pintadas de las que nos desligamos sin la más mínima duda y estamos estudiando la adopción de medidas legales contra los autores”.

A pesar de ello, desde VOX han señalado que “nos llama también la atención que aparezcan hoy. Cuando hace una semana que denunciamos que uno de esos locales está alquilado al ayuntamiento por una exdirigente socialista que aseguró que los 43.000 euros de alquiler iban a parar en usufructo a una Fundación”.

En este sentido aseguran que “según la nota del Registro de la Propiedad dicho usufructo acabó en agosto del 2018 pero la renta se sigue cobrando según los Presupuestos del Ayuntamiento y al llamar al teléfono de la Fundación no consta su existencia”.

También la portavoz del PP, Noelia Nuñez, ha condenado estas pintadas. “En una sociedad democrática no caben el odio ni la violencia bajo ningún concepto. Mi condena a las pintadas e insultos aparecidos y mi solidaridad con los trabajadores municipales de estos centros”.