La segunda teniente alcalde de Fuenlabrada, Mónica Sebastián ha denunciado “el desmantelamiento de la sanidad pública” en la ciudad, a raíz de que varios directores de los centros de salud se hayan declarado “inhabilitados” y “suspendidos de funciones”.

“Desde el inicio de la pandemia asistimos a una política sanitaria de la Comunidad que empuja al desmantelamiento de la sanidad pública”, ha dicho Sebastián, en referencia a los cinco centros de salud afectados de Fuenlabrada: Alicante, Francia, Cuzco, El Naranjo y Panaderas.

Los directores de los centros de salud de Francia, Alicante, Cuzco, El Naranja y Panaderas se han declarado “inhabilitados” de sus funciones

“Al final son los sanitarios, en este caso los directores de los centros de salud, los que sufren toda la presión de atender sin medios humanos a los vecinos, porque como muy bien reclaman no se suplen las bajas”, insiste la dirigente fuenlabreña.

De esta manera, Sebastián recalca que “sin recursos no se pueden prestar servicios de calidad”, para reiterar que “al final el objetivo del Gobierno de Ayuso parece ser que es el de desproteger y desmantelar los servicios públicos sanitarios”.