Cerca de 1.300 familias de Fuenlabrada se han beneficiario de las dos líneas de ayudas que, con un presupuesto de un millón de euros, ponía en marcha el Ayuntamiento a finales de 2022 para ayudar a jóvenes, dependientes y personas mayores por un lado, a hacer frente a su factura energética y por otro, a mejorar la accesibilidad de sus viviendas.

GASTOS ENERGÉTICOS

Así, se han concedido 428 ayudas a jóvenes entre los 18 y 35 años, para contribuir a sufragar los elevados gastos energéticos de luz y gas de este colectivo con grandes dificultades para emanciparse.

Las ayudas, que pueden alcanzar hasta un 70% de la factura, siendo la cuantía máxima concedida de 1.200 euros en función de una serie de requisitos que deben cumplir los beneficiarios, como no superar los 34.741 euros de renta, tener vivienda alquilada o en propiedad a su nombre y estar empadronado en la ciudad, al menos, desde hace 6 meses.

ACCESIBILIDAD EN VIVIENDAS

La segunda línea de ayudas tiene como finalidad la mejora de la accesibilidad en el interior de viviendas particulares y en comunidades de vecinos, estando dirigidas especialmente a mayores y dependientes. Se han concedido un total de  64 ayudas: 32 a bloques de comunidades en las que residen 783 familias y otras 32 ayudas, a personas mayores y dependientes.

Las principales actuaciones acometidas en los edificios de viviendas colectivas han sido la instalación de ascensores y plataformas elevadoras, aportando el Consistorio hasta el 20% del coste. La cuantía máxima concedida a una comunidad ha sido de 18.890 euros.

En lo que respecta a la adecuación del interior de las viviendas de personas mayores y dependientes, los trabajos más comunes han sido el cambio de bañeras por platos de ducha, la ampliación de puertas de paso, o la adaptación de cocinas en aquellos hogares donde residen mayores de 65 años o personas con diversidad funcional. La cuantía máxima concedida ha sido de 2.000 euros.