La derrota del CF Fuenlabrada ante el Mirandés dejó al menos una buena noticia en el seno del club fuenlabreño, ya que a diez minutos del final del encuentro se produjo la esperada reaparición de Sekou Gassama después de casi cinco meses y medio de ausencia por lesión.

El delantero sufrió una fractura del quinto metatarsiano de su pie izquierdo en el partido ante el Real Oviedo a finales del pasado mes de noviembre y su baja supuso un enorme contratiempo, ya que en esos momentos era el máximo realizador del equipo con cinco goles y atravesaba un excepcional momento de forma.

Su recuperación, además, se vio dificultada al tener que pasar hasta en dos ocasiones por el quirófano, la segunda de ellas el pasado mes de febrero, pero ahora por fin vuelve a estar de nuevo a disposición del cuerpo técnico.

“Después de casi seis meses, volver a los terrenos de juego me hace estar muy contento, aunque es verdad que me hubiese gustado hacerlo con una victoria”, señalaba Sekou antes de admitir que “ha sido mucho tiempo de baja y a nivel psicológico ha resultado duro, pero gracias a los compañeros y a los servicios médicos he podido llevarlo de la mejor manera posible”.