CF Fuenlabrada
No cede el CF Fuenlabrada, que desde que el pasado 20 de agosto cayera derrotado en la jornada inaugural ante el Deportivo Fabril (1-2) no ha vuelto a morder el polvo en el campeonato liguero. Han pasado ya más de dos meses y medio de aquello y el balance del conjunto fuenlabreño ha sido de nueve triunfos y tres empates. 30 puntos sumados sobre 36 posibles que se han traducido no solo en el asalto al liderato tras su épico triunfo en Toledo sino en su conservación una semana más después de certificar un sufrido empate ante el Valladolid B (0-0).
El punto obtenido en el anexo del estadio Zorrilla no solo permitió a los de Calderón mantener la cabeza de la tabla gracias al inesperado traspié casero del Fabril ante la Gimnástica Segoviana, sino preservar su inmaculada racha a domicilio. Cierto es que a la sexta dejó de sumar los tres puntos en un desplazamiento, pero al menos sigue sin conocer la derrota lejos del Fernando Torres y además dejó su marco a cero por séptima vez en las 13 jornadas consumidas.
No es de extrañar que Calderón tildase de “importantísimo” el punto cosechado en la capital del Pisuerga “porque lo hemos conseguido ante un equipo fuerte, rápido, muy técnico y que no merece estar abajo. Al final”, subrayaba, “hemos conseguido un empate fuera dejando la portería a cero y nos vamos muy satisfechos”.
Así pues, con el liderato del grupo a buen recaudo, el Fuenla regresa este miércoles a los entrenamientos con la vista puesta en Sanse, que visita este domingo el recinto fuenlabreño instalado en la séptima posición y con el firme propósito de echar por tierra la espectacular tirada sin perder del colectivo azulón.