CF Fuenlabrada
Celebración tras el 7-0 al Coruxo (Foto: CF Fuenlabrada)

Nadie en su sano juicio hubiera imaginado el pasado 20 de agosto, después de encajar una traumática derrota en casa ante el Fabril por 1-2 en la jornada inaugural del campeonato liguero, que casi cuatro meses después de aquello le habría cambiado tanto la vida al CF Fuenlabrada. Aquel aviso inicial despertó a la ‘bestia azulona’, que desde entonces ha firmado nada menos que doce victorias y cinco empates, una mayestática hoja de servicios que este domingo coronaba a los fuenlabreños como campeones de invierno tras endosar un histórico 7-0 al Coruxo.

Nunca antes en sus 42 años de historia había alcanzado el ‘Fuenla’ el ecuador liguero de la categoría de bronce instalado en la primera posición. Cierto es que aun resta una cita ante la Ponferradina para cerrar la primera vuelta, pero los cinco puntos de ventaja que atesora sobre el Fabril hacen inviable matemáticamente hablando que el filial deportivista pueda darle caza este fin de semana.

Además, la consecución de este campeonato de invierno no podía llegar en mejor envoltorio que tan inolvidable festín goleador y con la hinchada fuenlabreña como testigo en el Fernando Torres. Una afición que a buen seguro recordará de manera indeleble el espectáculo vivido y especialmente la exhibición realizadora de Dioni, autor de cinco de las siete dianas en una mañana en la que prácticamente cada balón que tocó lo convirtió en gol.

El ariete malagueño decía estar “contentísimo porque llevaba tres jornadas sin marcar y estos partidos se dan una vez en la vida. Meter cinco goles en un partido es muy complicado, pero creo que hubiera podido meter hasta siete“, señalaba antes de repartir méritos entre sus compañeros, “porque me han dado unos pases increíbles”.

“Más allá de los cinco goles”, recalcaba Dioni, “lo importante es la victoria. Teníamos cinco puntos de colchón con el segundo y los hemos podido mantener, así que somos campeones de invierno y estamos más que contentos”, reiteraba sin esconder que “el partido se nos puso de cara con su expulsión, pero hemos completo un gran partido y hemos tenido muchas ocasiones”.

A la ‘manita’ de Dioni, que completó su repóker en apenas 50 minutos (21′, 26′, 50′, 65′ y 73′) hay que añadir los tantos de Portilla y Theo para redondear el marcador final. “Hoy se ha dado todo bien”, reconocía el míster, Antonio Calderón, “porque aunque en estas 18 primeras jornadas los resultados se han dado, la manera de conseguirlos había sido más ajustada que en esta ocasión. Ellos han tenido el infortunio de quedarse con uno menos al principio en un día en el que nosotros habíamos decidido poner mucho talento en el once”, explicaba.