Un verano más, los malos olores vuelven a protagonizar la actualidad de Pinto. Y en este sentido, el grupo municipal de Ciudadanos llevará al Pleno de julio una batería de medidas para combatir este hecho, que trae por el camino de la amargura a los vecinos.

Esas propuestas pasan porque la institución competente regule el uso de lodos durante el periodo estival en el término municipal de Pinto.

También, que la Comunidad de Madrid realice de forma rigurosa la inspección ambiental y exija la responsabilidad correspondiente en caso de incumplimiento de la normativa.

Asimismo, que el equipo de Gobierno intensifique los controles presenciales y documentales sobre el uso de lodos en el término municipal, especialmente en las zonas protegidas, y cree una base de datos accesible para la ciudadanía con la documentación exigida a los implicados por la normativa vigente velando así por un uso acorde a la ley y apostando por la transparencia.

Y finalmente, que el Ejecutivo pinteño atienda las instancias presentadas por la asociación Ecologistas en Acción de Pinto y facilite los registros a los distintos grupos municipales como solicitan.

“Presentamos esta batería de medidas con el fin de dar solución a un problema que afecta al municipio desde hace años”, ha declarado la portavoz naranja, Nadia Belaradj, que espera que el Gobierno tripartito “ponga en marcha nuestras propuestas”, para “no tener que sufrir esos episodios potencialmente peligrosos”.

La semana pasada, el Ayuntamiento de Pinto anunció que una empresa externa estudiaría este verano el origen de los malos olores.