El Ayuntamiento de Getafe ha comenzado a instalar obstáculos retráctiles, para el control de acceso de vehículos a las zonas peatonales. Los trabajos han comenzado por las calles Toledo y Guadalajara, para continuar en esta primera fase en las calles Felipe Estévez; Moraleja y Casarrubuelos.

“Este sistema favorece una ciudad más amable con los vecinos ya que se pondrán horarios fijos para situaciones extraordinarias en estas zonas, como la carga y descarga, y los vecinos tendrán autorización a través de la matrícula de sus vehículos para poder acceder a los garajes particulares”, ha dicho la concejala de Seguridad, Elisabeth Melo

Se prevé la instalación se concluya a lo largo de junio, poniéndolo en marcha de forma definitiva en julio. Todo las matriculas de residentes con acceso autorizado, ya están incorporadas a la bases de datos en el nuevo sistema de software de detección de matrícula, instalado en cámaras que activan las pilonas y dan acceso a los vehículos autorizados.

Además se instalarán interfonos con conexión directa a Policía Local, que desde sus dependencias podrán abrir y cerrar los accesos ante necesidad o emergencia.