ESMASA ha puesto en marcha el proyecto piloto de recogida selectiva de fracción orgánica en diferentes puntos de Alcorcón, trasladando los residuos a una planta de biocompostaje.

Este domingo, los primeros grupos recibieron su kit para participar en el proyecto piloto y ya pueden depositar, en los días y horarios establecidos, la materia orgánica en uno de los contenedores marrones instalados para ello.

Las familias inscritas han recibido un cubito individual para la recogida separada del residuo orgánico en su hogar, la llave magnética para el uso del contenedor asignado, instrucciones para la correcta separación, bolsas compostables para el domicilio y un cuaderno infantil coloreable sobre materia orgánica para los más pequeños.

“La respuesta por parte de las vecinas y vecinos ha sido muy positiva en este primer grupo y durante las próximas semanas iremos incorporando a más personas a esta experiencia”, ha dicho el presidente de ESMASA, Jesús Santos.

DOCE CONTENEDORES

El proyecto consta de 12 contenedores con cerradura para la recogida separada de la fracción orgánica en la ciudad. Los contenedores se encuentran en Saramago con Kilimanjaro, Oslo (Opencor), Cerrajón 8, Meloneros con Vicedo, Parque Grande con Cabañero, Plaza Santiago Compostela, Rio Miño (Mercado), Avenida Primero de Mayo con Alfredo Nobel, Alfredo Nobel con Pinos, Polvoranca con Pocillo, Nardos 6 y Carballino 19.

Las personas inscritas en esta iniciativa también han ido recibiendo, desde el pasado 26 de abril, sesiones formativas impartidas por ESMASA para separar correctamente el residuo orgánico y conocer nociones básicas de compostaje.