El Consejo de Gobierno ha dado luz verde en su reunión de este miércoles a la convocatoria de 899,2 millones de euros en ayudas a las pymes y autónomos de la región que han sufrido con mayor virulencia los efectos de la pandemia. Una línea de subvención que se avanzó en marzo de este año. 

El importe de las ayudas oscilará entre los 3.000 y los 200.000 euros, y para acceder a ellas los potenciales beneficiarios tendrán que cumplir unos requisitos, como haber perdido más de un 30% de la facturación como consecuencia de las restricciones provocadas por la crisis sanitaria.

El importe de las ayudas oscilará entre los 3.000 y los 200.000 euros

En los fondos destinados a estas ayudas se incluyen 220 millones de euros con cargo a la Comunidad de Madrid, junto al resto que financia el Estado, para compensar a los sectores excluidos por el Ejecutivo central.

La normativa estatal preveía dar respaldo económico a 95 sectores, pese a que otros muchos también se han visto afectados por las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia. De esta forma, las ayudas de la Comunidad de Madrid beneficiarán a otros 25 que habían quedado fuera.

Podrán por tanto acceder a las ayudas más de 215.000 establecimientos o unidades productivas que emplean a más de 848.000 personas, entre los que destacan los bares, los restaurantes, comercios, taxistas, academias, peluquerías y salones de belleza o talleres, entre otros muchos sectores.

SOLICITUDES A PARTIR DEL 1 DE MAYO

El plazo para presentar las solicitudes se abrirá el próximo 1 de mayo y se podrán gestionar a través del portal web oficial de la Administración regional.

El objetivo es que las ayudas puedan llegar a sus destinatarios a la mayor brevedad posible, concretamente antes de que finalice el mes de julio.

No obstante, tal y como ha advertido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, el sistema de intercambio de datos con la Agencia Tributaria que ha fijado el Gobierno central impedirá que puedan tramitarse con agilidad.

Según el consejero, “a reservas de la parte que no depende de la Comunidad de Madrid, en el mes de julio estarán cobrando los primeros solicitantes”.