Ecologistas en Acción del Suroeste de Madrid sigue denunciando la acumulación de “vertidos de todo tipo” en las riberas del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama. Un espacio protegido que discurre por Móstoles, Arroyomolinos o Navalcarnero, entre otras.

“Existe falta de vigilancia y desidia de las administraciones en la retirada de dichos vertidos”, según ha puntualizado la portavoz, Sol Pacho, de forma que “ni Consejería de Medio Ambiente y Asuntos Sociales, ni el Parque Regional del río Guadarrama, ni la Confederación Hidrográfica del Tajo, ni los ayuntamientos afectados se dan prisa en resolver este problema ambiental y social”.

Hablamos de un espacio natural de 22.116 hectáreas y gran diversidad ambiental y alto valor ecológico y paisajístico, fruto de la diversidad de ambientes, y que comprende hasta 19 términos municipales, según se recoge en la web del Gobierno regional.

Por eso, desde Ecologistas reclaman que haya una mayor coordinación entre los organismos para llevar a cabo una “actuación urgente y necesaria”, dado que los vertidos “son auténticas montañas de electrodomésticos que se precipitan sobre el río Guadarrama”, a lo que se suman caminos “con cientos de sacos de escombros, coches calcinados, residuos domésticos y restos de poda”.