Bomberos de la Comunidad de Madrid han dado por controlados los incendios de Miraflores de la Sierra y Rascafría y, en consecuencia, se ha desactivado el nivel 1 del Plan de Incendios Forestales de la Comunidad de Madrid.

Según ha informado un portavoz de Emergencias 112, ha comenzado la retirada de efectivos y medios de la zona, pero algunos retenes de vigilancia permanecerán en la zona durante la noche para apagar los pequeños focos que puedan rebrotar. Al parecer, la lluvia de este miércoles ha favorecido las últimas labores de extinción.

El director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, que ha agradecido el trabajo realizado por todos los efectivos, ha explicado que el incendio de Miraflores de la Sierra ha quemado 235 hectáreas, el 90% de superficie de matorral y pasto, mientras que el de Rascafría ha calcinado 10 hectáreas en la región madrileña.

Asimismo, ha agradecido su labor a los efectivos que han trabajado en la zona, a los ayuntamientos de Rascafría, Miraflores de la Sierra y Canencia “han estado cuidando día y noche de los efectivos para que no les faltase de nada”.

Por su parte, el oficial de Bomberos de la Comunidad de Madrid, José Miguel Arévalo, ya afirmó esta mañana que las condiciones estaban siendo “muy favorables” y que preveían controlarlo a lo largo de la tarde. Entre los factores que han ayudado ha estado la lluvia en algunas zonas afectadas, que ha facilitado las labores de extinción.