El Ayuntamiento de Alcorcón ha colgado este lunes una pancarta de apoyo a los trabajadores de la sanidad pública, olvidándose de los médicos y enfermeros que se dejan la piel a diario también en los hospitales privados de la ciudad. Como por ejemplo el Quirón Salud.

Desde el pasado 15 de marzo, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid asume el mando tanto de la pública como de la privada, existiendo por tanto una única sanidad en estos momentos de Estado de Alarma por el coronavirus.

De ahí que hayan sido muchos los vecinos los que hayan criticado este sectarismo practicado por el Gobierno local desde el balcón del Ayuntamiento.

“En el Hospital de Parque Oeste trabajan centenares de trabajadores que, dentro de sus funciones (medicina, limpieza, mantenimiento) se juegan el tipo sin descanso para tratar de salvar la vida a alcorconeros que están en su UCI por Covid-19. Alcaldesa, no los deje fuera del mensaje”, espetan algunos vecinos.

“Me parece muy bien el mensaje, pero por qué dejáis fuera siempre a lo privado. Mi amiga Elena trabaja de médico en la privada y se está dejando el alma y la salud. Creo sinceramente que también merecen un reconocimiento”, señala otro, que se pregunta si “es tan difícil dar las gracias a todo el mundo”.

BANDERAS A MEDIA ASTA

También el Ayuntamiento de Alcorcón ha decidido seguir la iniciativa planteada por la Comunidad de Madrid de que las banderas ondeen a media asta en los edificios municipales, en señal de homenaje a los fallecidos y contagiados por coronavirus. Algo que ya había solicitado previamente la portavoz del PP local, Ana Gómez.