La sección sindical de CSIF en Getafe ha emitido este miércoles un comunicado en el que exige al Ayuntamiento la realización de test de coronavirus masivos “porque son imprescindibles para los servicios esenciales y el personal que vuelve al trabajo” con el fin de evitar la evidente situación de riesgo en la que se encuentran los trabajadores municipales.

En el comunicado se especifican las actuaciones que han seguido en relación a esta crisis sanitaria, desde que el pasado 9 de marzo se reuniese la Mesa General de Negociación en demanda de medidas urgentes. Todo ello después de que las secciones sindicales del Ayuntamiento denunciasen la falta de protección de los trabajadores.

Desde CSIF se recuerda que el pasado 7 de abril dirigieron un escrito al Servicio de Prevención solicitando información y pidiendo gestiones para impulsar un protocolo específico que permitiera realizar pruebas a los trabajadores que se iban a reincorporar a su puesto tras haber sufrido la enfermedad o tener síntomas compatibles con el COVID-19.

Según explican, sin embargo, el protocolo que se les remitió desde el Ayuntamiento permitía a un trabajador “posiblemente infectado” incorporarse a la actividad laboral sin prueba realizada cumpliendo una serie de medidas difíciles de llevar a cabo por ejemplo en el caso de la Policía tales como la distancia de seguridad, lo que ponía en en riesgo al resto de compañeros e incluso a la ciudadanía.

Revelan además desde CSIF que numerosos afectados se han puesto en contacto con el Servicio de Prevención del Ayuntamiento de manera telefónica para pedir test, pero han obtenido siempre la misma respuesta, “que no disponen de pruebas y deben seguir las indicaciones de autoprotección con mascarilla y guantes”.

UN POLICÍA LOCAL HA DADO POSITIVO VARIOS DÍAS DESPUÉS DE SU REINCORPORACIÓN

En este sentido, lamentan el caso de un policía reincorporado al servicio el pasado 2 de abril tras cumplir el protocolo de aislamiento durante el periodo estipulado. Siguiendo los pasos establecidos el 8 de abril por el Servicio de Prevención, que tras varios días trabajando le indicaba que era recomendable hacerse la prueba haciéndole un informe de solicitud de PCR, su centro de salud la realizó el 10 de abril, resultando que este martes día 14 le confirmaron que era positivo.

“Increíble, pero cierto”, afirman desde el sindicato, ya que “este compañero ha estado de patrulla y coincidiendo con otros compañeros y ciudadanos llevando, eso sí, su correspondiente mascarilla y guantes. Desde CSIF”, denuncian, “creemos que este caso se puede estar repitiendo en otros muchos trabajadores incorporados a día de hoy a los cuales no se les ha realizado prueba alguna y según el protocolo pueden realizar su actividad laboral con las medidas indicadas”.