La Policía Municipal de Alcorcón, en colaboración con la Policía Nacional, ha desalojado este fin de semana a 17 personas, que estaban celebrando una fiesta en el interior de un establecimiento de hostelería de la localidad.

“Se levantaron actas de denuncia tanto a los asistentes como al responsable del local por varias infracciones”, según han asegurado fuentes policiales a través de sus redes sociales.

Los hechos ocurrieron durante la noche del sábado en la calle Campo Santo, cuando los agentes se encontraban realizando distintas labores de prevención y vigilancia. Fue entonces cuando entraron en este local, donde no se respetaban las medidas de seguridad frente a la Covid-19.

No fue la única intervención de la noche, además una conductora fue sancionada con 1.000 euros por rebasar ampliamente el límite de alcohol en un control de alcoholemia; mientras que otra, “se enfrenta a una pena de prisión de 6 meses a 1 año y sin carnet de conducir de 1 a 4 años”.