PISCINA DE PINTO

Agentes de la Policía local de Pinto desalojaron el fin de semana de la piscina municipal a un grupo de jóvenes que estaba alterando el orden e incumpliendo la normativa de la instalaciones por la situación de pandemia del Covid-19.

Según ha informado la Jefatura local, el personal de las instalaciones acuáticas llamó a policía informado de que un “grupo de jóvenes estaba alterando y provocando problemas”.

Cuando el personal del centro les llamó la atención, estos reaccionaron lanzando “amenazas e insultos”, lo que motivó el aviso a Policía.

GRUPO “LOCALIZADO”

A su llegada a las instalaciones, se localizó al grupo “causante de las molestias” y se procedió a su desalojo. Durante la intervención -según Policía-, los jóvenes amenazaron, insultaron y se revolvieron contra los agentes.

La actuación se saldó con el trasladó de un menor a su domicilio y la entrega a sus padres, informándoles de los motivos de la intervención.