Comisaria Policía Leganés

Agentes de la Policía Judicial adscritos a la Comisaría de Policía Nacional de Leganés han detenido por presunta estafa, a una mujer que fingía ser abogada colegiada y que cobraba “grandes cantidades de dinero” a sus víctimas, motivo por el que habría facturado hasta 100.000 euros en tres años.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, los hechos se remontan a 2016, cuando la detenida inició una relación de amistad con varias de sus víctimas para ofrecerse después a llevarles los asuntos judiciales que tuvieran en curso.

Según ha informado la Policía Nacional, el engaño se prolongó durante tres años y sirvió a la detenida para facturar más de 100.000 euros por sus servicios profesionales, que resultaron ser falsos.

La mujer, que ya era conocida por los agentes, usaba una identidad falsa “muy perfeccionada”, según la Policía, que la acusa de delitos continuados de estafa, revelación de secretos e intrusismo profesional.

La falsa abogada ha sido puesta a disposición judicial, aunque la investigación continúa abierta y la policía no descarta la aparición de nuevas víctimas.