La Policía Nacional ha detenido a un enfermero de unos 50 años de edad, por grabar con cámara oculta las partes íntimas de más de 200 mujeres, todas ellas pacientes de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) donde trabajaba, ha confirmado un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La Policía tuvo conocimiento de lo ocurrido a finales de julio, tras la denuncia de la que era entonces su pareja, que descubrió en su ordenador decenas de vídeos comprometedores de partes íntimas de mujeres grabadas sin su permiso.

Agentes de la Policía Judicial de la comisaría de Alcorcón comenzaron a investigar al sospechoso, que trabajaba tanto en el campus de Leganés como en el de Getafe, realizando pruebas médicas al profesorado y personal.

DESDE 2014

Los agentes incautaron en total tres memorias externas, un móvil y un ordenador del enfermero. Los investigadores estiman que podía haber comenzado a grabar desde 2014. Por todo ello, este sanitario, que no tiene antecedentes, ha sido detenido por un delito contra la intimidad.

La investigación está en la segunda fase de análisis para localizar a las víctimas, unas 200 personas, de las que 40 han sido ya interrogadas por agentes mujeres. De momento, se desconoce si las imágenes solo las grababa para consumo propio o las distribuía en redes o comercializaba con ellas.

LA UC3M SE PERSONA

La UC3M se ha personado esta misma mañana en las diligencias previas abiertas en un juzgado en calidad de “acusación particular en defensa de los intereses de la comunidad universitaria y en apoyo de las trabajadoras afectadas”, ha detallado ‘eldiario.es’. Además, ha puesto su servicio jurídico y una eventual asistencia jurídica especializada, de forma gratuita, al servicio de aquellas trabajadoras que lo requieran.