El incendio en un chalet de Getafe ha provocado la intoxicación por inhalación de humo de dos personas, que han sido trasladadas al Hospital de Getafe con pronóstico leve, según han informado fuentes del Servicio de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

Las dos víctimas son un varón de 52 años, propietario de la vivienda, y otro de 48 años, socorrista de la piscina de la urbanización en la que ha tenido lugar el suceso. La primera llamada al 112 se ha efectuado en torno a las 17.25 horas de este domingo, avisando sobre un incendio en el cuarto de baño de la primera planta de dicho chalet, ubicado en la calle Campo de Mostiel de Getafe.

En el momento del incendio se encontraban dentro de la vivienda una mujer y un hombre. La primera salió del chalet, mientras que el varón permaneció dentro y subió a la terraza de la buhardilla por recomendación de los servicios de emergencia, debido a que el humo no le permitía salir al exterior de la casa. Entretanto, el socorrista de la urbanización entró en el chalet y también quedó atrapado por el humo.

Siete dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid se trasladaron al lugar y encontraron un baño ardiendo, una casa llena de humo, una persona en la terraza de la buhardilla (el propietario) y otra en la terraza del primer piso (el socorrista).

Tras extinguir el incendio y ventilar la vivienda, los bomberos sacaron a los dos varones, que han sido atendidos por las cuatro unidades del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (SUMMA 112) que acudieron al lugar de los hechos. Los dos afectados han sido estabilizados por los profesionales del SUMMA y han sido trasladados al Hospital de Getafe con pronóstico leve por inhalación de humo.

DESALOJO DE UNA RESIDENCIA DE ANCIANOS

Por otro lado, los bomberos de la Comunidad de Madrid han desalojado este domingo un centro de mayores ubicado en el número 31 de la Avenida de las Ciudades en Getafe tras un incendio en una caja de registro eléctrica, sin tener que lamentar heridos.

Los bomberos han procedido a desalojar de las instalaciones a los mayores y a los sanitarios. Después han centrado su labor en encontrar el foco del incendio, localizado en un caja de registro eléctrica que estaba detrás de un escenario “en desuso” en la planta menos uno del centro. Una vez extinguido el fuego y ventilada la instalación, los ancianos han vuelto al centro.