Dos hermanos menores de edad, un niño de trece años con parálisis cerebral y una niña de ocho años, han muerto este martes en un incendio en una vivienda de Getafe. Poco después, se ha encontrado a su padre, de 46 años, muerto tras ser arrollado por un tren en la estación de Getafe Industrial, según un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid. Agentes de la Policía Nacional se han hecho cargo de la investigación para averiguar lo sucedido.

Todo ocurría alrededor de las 20.30 horas de este martes, cuando los servicios de emergencias han recibido la llamada que alertaba del incendio en una vivienda de la plaza Benjamín Palencia de Getafe. Los Bomberos de la Comunidad de Madrid no han tardado en apagar las llamas, ya que solo afectaban a una parte de la vivienda. Pero tras extinguir el incendio se han encontrado los cadáveres de los niños, que según las primeras hipótesis se encontraban solos y encerrados en la vivienda.

Los sanitarios del SUMMA han confirmado el fallecimiento de los menores, lo que ha provocado una crisis de ansiedad a su madre, que ha tenido que se trasladada a dependencias municipales tras recibir la desgraciada noticia.

MUERE ARROLLADO POR EL TREN

Poco después de este suceso, los sanitarios han confirmado también el fallecimiento del padre de los niños, que ha muerto arrollado por un tren en la estación de Getafe Industrial, situada a dos kilómetros de la vivienda, en la calle John Lennon. Al parecer, el aviso del arrollamiento habría llegado a los servicios de Emergencias de la Comunidad de Madrid minutos después de la llamada que alertaba del incendio en su domicilio.

En concreto, Emergencias dice que recibe a las 20.15 horas el aviso del incendio de la vivienda en la plaza de Benjamín Palencia, y sobre las 20.30 horas la del arrollamiento del padre de las víctimas. Todo apunta a que el hombre se ha arrojado a las vías, según fuentes policiales que investigan lo sucedido.

NO HABÍA DENUNCIA PREVIA POR VIOLENCIA DE GÉNERO

La Policía está a la espera de la autopsia de los menores y trabaja con todas las hipótesis, incluyendo que el padre pudiera haber matado a sus hijos para después suicidarse. Fuentes del entorno dicen que el matrimonio estaba en proceso de separación, aunque la alcaldesa de Getafe, en declaraciones a medios de comunicación, ha confirmado que “no existía ninguna denuncia previa por violencia de género“.

En este sentido, Sara Hernández ha puesto en valor la figura de Raquel, la madre de los menores, como defensora de los derechos de los pluridiscapacitados y ocupar puestos destacados en asociaciones como Alma y Dedines, muy queridas en Getafe.

Este martes ha sido un día aciago para Getafe ya que durante la mañana también un hombre ha tenido que ser tasladado al Hospital de Getafe para su valoración por inhalación de humo y 13 personas han tenido que ser desalojadas de sus viviendas por seguridad a causa del incendio en una vivienda de la calle Albéniz.