Imagen de uno de los puestos denunciados por Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción de Pinto ha detectado la existencia de seis puestos de caza fijos, “concienzudamente construidos con barras metálicas, alambres, y perfectamente  camuflados con vegetación, en una finca rústica propiedad del Ayuntamiento de Pinto”.

La organización ecologista denuncia que a unos pasos de esos puestos, y dentro también de dicha finca municipal, hay instalados una gran jaula y un bebedero para fauna salvaje. El paraje se encuentra en pleno espacio protegido del ReservaReserva, en la zona de Reserva Natural.

De todo ello ha sido informado el SEPRONA de la Guardia Civil, “a la que hemos solicitado la apertura de una investigación para esclarecer responsabilidades. Igualmente se ha solicitado que se establezcan medidas para la eliminación de dichas construcciones y la restauración ambiental del área afectada, de gran interés ecológico por el gran número de especies animales que la visitan, y a razón también de su alto valor paisajístico”, dice Ecologistas en Acción.

La organización ecologista teme que estos puestos, bebedero y jaula, no son de nueva construcción. “Sospechamos que lleva años dándose allí un aprovechamiento privado de un
terreno que es público”.

LA CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE LO SABE

Ecologistas en Acción de Pinto dice que informó la concejalía de Medio Ambiente al respecto hace dos meses, “sin que ésta tuviera hasta entonces constancia de la grave situación que, a la vista de nuestra visita al lugar de hace unos días, sigue sin solucionarse”.

Para el grupo ecologistas “este caso pone en relieve la falta de control por parte del Ayuntamiento, no ya del entorno natural de Pinto, sino incluso de los terrenos de su propiedad”. Y, en este sentido, esperan que “el trabajo de la Guardia Civil dé sus frutos y pronto podamos disfrutar de nuevo de ese paraje natural público, libre de injerencias”.