El fotógrafo Eduardo Nave participa en PHotoESPAÑA 2019 con una propuesta en Tabacalera en la que, coincidiendo con el 75 aniversario del Desembarco de Normandía, vuelve a las playas francesas para revivir uno de lo momentos más significativos de la historia europea del siglo XX.

Entre 2003 y 2005, Nave realizó dos series fotográficas, Les rivages du débarquement y Mulberry Harbour y en 2019 ha regresado para completar el trabajo. La exposición Les rivages du débarquement incluye el proyecto completo de Eduardo Nave formado por fotografías y vídeos. Un proyecto que nunca ha sido expuesto en su conjunto.

Eduardo Nave ha fotografiado los restos del puerto artificial, Mulberry B, construido en 1944, en diferentes momentos y desde distintas perspectivas. Panorámicas que miran al mar o a la costa, tomas cercanas o alejadas, en días grises y abiertos con cielos amenazantes o despejados, con mar agitado y en calma, con cientos de gaviotas sobrevolando esos restos o posándose encima de ellos.

Asimismo, el artista ha recorrido las cinco playas del desembarco -que en su día recibieron nombres en clave: Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword– en una serie en la que paseantes, bañistas y atardeceres de hoy en día conviven con los restos del material  bélico de otro tiempo.

“Todas las imágenes están impregnadas de una cierta melancolía, muchas de ellas envueltas en una neblina que invita al recogimiento y al recuerdo”, señala la comisaria de la exposición, Oliva María Rubio.

En los vídeos realizados en su último viaje, Nave ha podido sumergirse en el mar y hacer tomas desde diversos lugares a lo alto y a ras de tierra, desde dentro del agua y desde fuera, en un intento de hacer sentir al espectador  lo que aquellos miles de hombres sintieron al desembarcar en esos lugares hermosos y apacibles, donde muchos de ellos encontraron la muerte.