La Junta de Gobierno de Madrid ha aprobado este jueves la moratoria de multas en Madrid Central, que arrancará este lunes, 1 de julio, y se prolongará por lo menos hasta septiembre. También se hará una auditoría de los sistemas de control de los vehículos que accedían a este área de circulación restringida.

Así, a partir de este lunes no se multará a los vehículos que accedan a Madrid Central, pero sí se les avisará de que han circulado por un área restringida. Todo ello según lo previsto en el artículo 247 de la ordenanza de Movilidad, tal y como se estableció del 30 de noviembre al 16 de marzo, con el anterior equipo de Gobierno.

“Hoy el acuerdo de la Junta no suprime, no suspende, no elimina Madrid Central. Sigue vigente, solo se da una moratoria a las sanciones”, ha explicado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, quien ha animado a los madrileños a acudir al centro en transporte público.

NUEVO PERIODO DE AVISOS

El nuevo Ayuntamiento ve “imprescindible un nuevo periodo de avisos para que haya información de esta normativa y también fiabilidad, por lo que se aprovechará la moratoria para llevar a cabo una “auditoría de los sistemas de control”.

El delegado de área, sobre las medidas cautelares contra la medida solicitadas por el PSOE, ha asegurado que este artículo “tiene la posibilidad de garantizar esos elementos técnicos para identificar a los vehículos y dar un marco de seguridad jurídica, y pretendía informar a los conductores de la implantación de una normativa francamente compleja”.

En este punto ha recordado que se interpusieron “6.600 multas erróneas”, por lo que es “necesario modificar esos sistemas para que eso no vuelva a suceder, para dar más información”, pues los avisos “solo llegaron a vehículos sin etiqueta, que son solo el 10%”.

UNIÓN EUROPEA

Por otro lado, no teme el equipo de Gobierno posibles multas por parte de la Unión Europea por la reconversión de la medida, ya que “pide a España y a Madrid resultados en cuanto a cuestiones de contaminación”, y los resultados del anterior equipo “no fueron buenos”, con “incrementos muy relevantes” de contaminación en las estaciones.