A partir del lunes, 23 de noviembre, las zonas básicas de salud de Cuzco, Alicante y Castilla La Nueva en Fuenlabrada, sufrirán su cierre perimetral y solo se podrá entrar y salir de ellas con causa justificada, tal y como ha anunciado este viernes la Comunidad de Madrid.

El alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, ha explicado que ha sido en la mañana de este mismo viernes, cuando la Comunidad le ha trasladado la decisión, y en este sentido, ha querido mandar un mensaje de “apoyo” y “ánimo” a los vecinos afectados por las restricciones, y también a todos los fuenlabreños, a los que ha llamado a “seguir cumpliendo con las recomendaciones sanitarias”.

“Desde el Ayuntamiento vamos a seguir haciendo todo lo que esté en nuestra mano, tanto para atender las necesidades de la ciudadanía, como proteger su salud”, ha dicho Ayala.

El alcalde ha agradecido a los vecinos que con su esfuerzo, los datos epidemiológicos han mejorado con respecto a octubre. Aún así, Ayala ha destacado un ligero repunte “y por eso es importante que redoblemos esfuerzos y limitemos al máximo los desplazamientos. No solo en las áreas sanitarias confinadas perimetralmente sino en toda la ciudad”.