Corren tiempos de vino y rosas para el Alcorcón, que regresó del dilatado parón liguero como un tiro y cuya última demostración de fuerza tuvo como víctima al Rayo Vallecano, otro adversario que acabó sucubiendo al estado de gracia que atraviesan los de Fran Fernández en este tramo del campeonato.

El doblete de Ernesto (21′ y 46′) y una espectacular falta lanzada por Arribas (70′) convirtieron en estéril de cara al resultado final el dominio ejercido en diversas fases del encuentro del conjunto rayista, que también vio puerta por medio de Isi (45′) y Trejo (76′, de penalti) pero acabó cayendo derrotado por 3-2 en un espectacular derbi.

Desde que se reanudó la competición, el balance del conjunto alfarero es de tres victorias, un empate y una derrota. 10 puntos sobre 15 posibles pese a haberse medido a rivales de la talla de Zaragoza, Cádiz, Almería, Sporting y Rayo. Con 51 puntos, el Alcorcón se ha garantizado la permanencia y se mete de lleno en la lucha por el playoff de ascenso, ya que se sitúa séptimo igualado con el sexto, Elche, que marca en estos momentos la frontera.

Ernesto: “Lo hemos logrado y ahora, desde la humildad y el trabajo, a seguir para arriba. No se puede estar más feliz de celebrar estas cosas”

“Éste es el premio a todo un año currándonoslo. Lo hemos logrado”, en alusión a la permanencia, “y ahora, desde la humildad y el trabajo, a seguir para arriba. No se puede estar más feliz de celebrar estas cosas”, señalaba el bigoleador Ernesto a la conclusión del encuentro.

Una vez completados los deberes de la permanencia, el Alcorcón tiene seis jornadas por delante para hacer realidad otro sueño y clasificarse para disputar su tercer playoff de ascenso. Palabras mayores. Su siguiente contrincante será este jueves el Albacete, que anda involucrado en la lucha por no descender y a buen seguro pondrá complicadas las cosas.