Foto: LaLiga.es

Hay goles que acaban alcanzando un incalculable valor por mor de las circunstancias. Es el caso del tanto firmado este domingo por Albert Dorca ante el Nástic de Tarragona y que se tradujo en una reconfortante victoria para el Alcorcón (1-0), que con este triunfo a costa de un rival directo y los tropiezos de varios adversarios más en la lucha por eludir el descenso se da un respiro de primera magnitud.

El séptimo gol del centrocampista catalán, máximo realizador del conjunto alfarero en lo que va de curso, llegó cuando apenas se habían cumplido cuatro minutos de partido y a partir de ahí el Alcorcón se las apañó para mantener a buen recaudo su corta pero valiosa renta.

Pudo haberla ampliado en numerosas ocasiones, especialmente por medio de Bruno Gama y de Mateo García, pero entre las acertadas intervenciones de Bernabé y algunos remates ligeramente desviados los locales no lograron sentenciar el duelo antes del final. Mucho menos peligro creó el Nástic, que apenas logró superar el entramado defensivo amarillo en un par de oportunidades a lo largo del encuentro.

El técnico del colectivo alcorconero, Julio Velázquez, sostuvo a la conclusión del partido que “fuimos superiores de principio a fin” y resaltó sobre todo el hecho de que “hemos gestionado francamente bien un resultado corto en la globalidad del encuentro manejando distintos aspectos con y sin balón”, decía Velázquez antes de recalcar que “el equipo sigue creciendo”.

Además de los tres puntos sumados ante el cuadro catalán, el Alcorcón también salió beneficiado de las derrotas del Barcelona B y el Almería o los empates del Córdoba y la Cultural Leonesa, equipo que marca en estos momentos la frontera del descenso y que está ya a cinco puntos de los alfareros.