Giovanni Zarfino y Lucho Vega fueron los dos fichajes postreros del Alcorcón en el mercado estival concluido este martes. Ambos han sido presentados este jueves en la sala de Prensa del estadio de Santo Domingo por el director deportivo del club, Emilio Vega, que confía en que la incorporación de estos dos centrocampistas ayude al equipo alfarero a enderezar el rumbo liguero.

Para empezar, Vega ha hablado sobre Zarfino, “un jugador sobradamente conocido, centrocampista con mucha experiencia en la categoría y que destaca por su capacidad para ayudar en la recuperación, además de por su llegada al área contraria. Es un jugador competitivo y con liderazgo”, ha enfatizado.

Por lo que respecta a Lucho Vega, ha comentado que “tiene un carácter más ofensivo” que Zarfino y es un jugador “de calidad, que le da pausa al juego y que además aporta trabajo. Es joven, pero ya cuenta con cierta experiencia y su adaptación tiene que ser inmediata”, ha subrayado.

UN CURSO MARCADO POR LAS LESIONES

Durante su alocución, Zarfino ha explicado que “desde que surgió la posibilidad de venir, me decanté por esta opción al considerar que se daba la mejor situación”. No ha ocultado el centrocampista uruguayo, que llega tras desvincularse del Extremadura, que “el año pasado tuve muy mala suerte con las lesiones” -durante su cesión al Tenerife- “y eso me dejó un poco herido, pero ahora estoy más fuerte y quiero demostrar sobre la cancha que tengo unas ganas enormes de reivindicarme”.

Lucho vega, por su parte, se ha definido como “un jugador al que le gusta mucho el choque físico y que siempre aporta garra, además de calidad en la parcela ofensiva. La posición en la que más cómodo me siento”, ha puntualizado, “es la de ’10’, la de mediapunta, porque me gusta mucho asociarme con los compañeros”.

Para cerrar la rueda de Prensa, el director deportivo ha retomado la palabra y ha confirmado que la plantilla está cerrada “ya que está equilibrada en todas las posiciones”.

Emilio Vega: “No estamos dando a los aficionados lo que esperaban, pero quiero lanzar un mensaje de confianza. Hemos hecho una plantilla equilibrada y lo que tiene que venir ahora son los resultados”

También ha entonado una especie de ‘mea culpa’ por el mal arranque del equipo, que ha saldado con derrota sus tres primeros compromisos. “No es el inicio de Liga que todos queríamos. No estamos dando a los aficionados lo que esperaban, pero quiero lanzar un mensaje de confianza. Hemos hecho una plantilla equilibrada y ahora lo que tienen que venir son los resultados. Este club”, ha recordado, “es de trabajar, de pelear, y con la ayuda de todos seguro que vamos a revertir esta situación”.