El Alcorcón ha emitido este viernes un comunicado oficial en el que defiende a su técnico, Fran Fernández, tras la expulsión del pasado fin de semana ante la Ponferradina y se pronuncia acerca de la polémica generada a lo largo de la temporada respecto a varias decisiones adoptadas desde la sala VAR que han podido perjudicar los intereses del conjunto alfarero.

Desde el club se considera que la mala situación clasificatoria del equipo no está ligada a la labor de los colegiados, aunque en el caso de las decisiones del VAR sí consideran que se ha sido más estricto en líneas generales con el Alcorcón que con sus rivales.

El contenido completo del comunicado emitido por el Alcorcón es el siguiente:

1) Nuestro entrenador Fran Fernández ha mostrado una actitud respetuosa y mesurada hacia la labor arbitral a lo largo de toda su trayectoria con la AD Alcorcón. Sin entrar a valorar acciones concretas, queremos manifestarle públicamente nuestro apoyo por un comportamiento respetuoso y responsable, y también por el compromiso diario en una temporada tan complicada para el equipo.

2) También queremos mostrar nuestro apoyo hacia nuestros jugadores, que a pesar de la situación deportiva que vivimos muestran cada semana ese mismo compromiso, esfuerzo y afán de superación, todo ello con respeto hacia los rivales y cuerpo arbitral tanto dentro como fuera del campo.

3) En relación a la labor arbitral, la AD Alcorcón siempre ha mostrado su respeto y apoyo hacia el colectivo de árbitros y su difícil función. Así lo seguiremos haciendo y no vamos a valorar acciones o decisiones concretas.

4) De forma más general, sobre el conjunto de la temporada, no establecemos ninguna relación entre la labor de los árbitros y nuestros malos resultados deportivos. Con sinceridad y objetividad, pensamos que las actuaciones arbitrales no han tenido un impacto significativo en nuestra clasificación y que las causas y soluciones de nuestros resultados deportivos están en el seno de todos los que formamos parte de la AD Alcorcón. No obstante, con la misma sinceridad y objetividad, consideramos que en el cómputo global de la temporada, en la aplicación de normas, sanciones o revisiones de VAR, se nos está aplicando un rigor, criterios e interpretaciones reglamentarias que, honestamente, contemplamos con frecuencia más estricto que el que habitualmente observamos esta temporada en situaciones equivalentes de nuestros rivales. Independientemente de que esas aplicaciones de criterios tengan o no alguna relevancia en los resultados, consideramos muy importante que los jugadores y técnicos de todos los equipos, y en particular los nuestros también, sientan que el rigor, exigencia e interpretación de las normas sea uniforme y equiparable. En cualquier caso, somos conscientes de la dificultad de unificar criterios y seguiremos valorando, apoyando y tratando de facilitar la difícil labor arbitral.