El Alcorcón no quiere bajar de la nube a la que anda subido desde que Juan Antonio Anquela tomó las riendas del equipo. Tres victorias consecutivas, la última de ellas el pasado viernes ante el Girona (1-0), han logrado algo que parecía de todo punto imposible a corto plazo, es decir, que el conjunto alfarero saliera de las posiciones de descenso cuando hace apenas tres semanas todo olía a chamusquina.

Los compromisos se concatenan en el tiempo debido a las jornadas entre semana y el siguiente rival es el Real Oviedo. al que visita este jueves a las 19.00 horas en el Carlos Tartiere. Pese al buen momento de los alfareros, la empresa de encadenar un cuarto triunto se antoja complicada teniendo en cuenta que el conjunto asturiano acumulaba cinco jornadas consecutivas sin perder (tres victorias y dos empates) antes de ceder este pasado lunes ante el Almería (1-2) y ver quebrada su buena racha.

El partido será sin duda especial para Anquela, que dirigió al Oviedo durante casi dos temporadas y en la primera de ellas lo dejó a las puertas del playoff de ascenso. El técnico andaluz ha admitido este miércoles en la previa del duelo que “del Real Oviedo me preocupan muchas cosas. Es un equipo muy equilibrado en todo, muy vertical y que sabe lo que hay que hacer sin balón y con balón”, ha sintetizado.

De ahí que la clave para mantener la buena racha pase por “competir como siempre e intentar hacerlo bien”, ya que “en Segunda hay que estar concentrado durante el partido entero porque en un segundo puedes perder todo por lo que has trabajado duro”.

Respecto al estado de su equipo, ha remarcado que “lo único que em interesa es que mis chavales den el nivel que vienen dando y que sepan el terreno que estamos pisando”, ya ha que ha advertido que “para salir de aquí hay que ganar muchos partidos”