La dilatada etapa de Javier García Márquez al frente del Atlético de Pinto tocaba a su fin a última hora de este domingo, cuando el club rojinegro hizo pública su destitución como técnico del primer equipo horas después de un traumática derrota ante el Pozuelo (0-3).

El equipo pinteño, que cerró la jornada en puestos de descenso (17º), ha sumado cuatro puntos en las cinco primeras jornadas de competición, en las que ha marcado un solo gol habiendo recibido un total de nueve.

Desde el club se ha agradecido “profundamente la labor, el trabajo y el esfuerzo de una persona que lo ha dado todo por esta entidad durante los cuatro años que ha entrenado, primero en el Senior B y posteriormente en la primera plantilla”.

Su sustituto será Álvaro García, que  vuelve a tomar las riendas del conjunto rojinegro tres temporadas después. Antes de entrenar al conjunto rojinegro en el curso 14/15 García había dirigido al UD Sanse y al Barbastro, mientras que posteriomente estuvo al frente del Atlético Astorga y el CD Binéfar.

El nuevo técnico dirigirá ya este lunes su primera sesión de entrenamiento y afirma estar “muy ilusionado por la vuelta a un sitio donde me encontré muy bien, con ganas de trabajar y que el equipo haga buena temporada”.