La concejala de Educación e Infancia de Alcorcón, Joanna Arranz, ha mostrado su indignación por la actuación de la Comunidad de Madrid en torno al centro educativo Isabel La Católica, ubicado en el Ensanche Sur.

La apertura de este prevista para el mes de septiembre y no se ha producido “porque la Comunidad de Madrid no ha finalizado los trámites con la eficacia necesaria”, ha subrayado la edil.

Este centro se encontraba a falta de la petición oficial por parte de la Consejería de Educación, administración que ostenta la competencia en este asunto y encargada de culminar los trámites para poder proceder a la apertura del centro escolar.

De hecho, este colegio contaba hasta hace poco con un suministro de gas en pruebas y por tanto, pendiente de ser aprobado por la inspección, un asunto imprescindible para que los alumnos cuenten con calefacción a través de suelo radiante tal y como está previsto en este centro.

Así y según la edil, el pasado viernes “recibimos una carta de la Dirección del Área Territorial en la que nos informaban de que ya se había solicitado la licencia de primera ocupación. Sin embargo, no figuraba ningún tipo de información al respecto en la administración local”.

En este sentido, añade que “tras trasladar todo ello a la Dirección del Área Territorial y requerir mayor concreción, recibimos por sorpresa esta solicitud a las 13.28 horas del viernes”. Lo que a juicio de Arranz, “nos parece una tomadura de pelo que la Comunidad de Madrid muestre tal falta de respeto a esta institución y a los padres y madres afectados al intentar eludir de forma permanente su clara responsabilidad en este asunto”.

Por todo ello, la concejala ha mostrado su indignación “ante el intento de la Comunidad de Madrid de ocultar su clara incompetencia en este asunto”. Sin embargo, ha señalado que, “el Ayuntamiento ha ultimado y puesto a punto todos los trámites para que, una vez se formalizara dicha petición, la aprobación de la licencia pudiera realizarse lo más pronto posible, por lo que esperamos que en breve los alumnos puedan recibir clase en el centro que les corresponde”.