Ya ha comenzado la campaña de plantación de arbolado que cada año realiza el Ayuntamiento de Fuenlabrada durante el otoño. En esta ocasión serán 1800 árboles, en su mayoría pertenecientes a especies frondosas, e irán destinados tanto a la sustitución de ejemplares perdidos en alcorques y zonas de alineaciones, como a aumentar el número de especies en parques y zonas verdes. Las plantaciones se realizarán en los meses de octubre y noviembre en todos los distritos de la ciudad.

Se trata de árboles grandes con una edad media de 5 años de especies como el arce, álamo, acacia, encina, cedro, falso plátano, olmo, quejigo, plátano de sombra o ginkgo entre otros.

Fuenlabrada cuenta con 120.000 árboles catalogados por especies y que ahora, gracias a nuevas herramientas digitales, puede traducirse en números los beneficios que reportan a las ciudades y sus residentes.

El concejal de Medio Ambiente Felipe Pinel ha explicado su importancia, “no solo por la sombra que aportan y el consiguiente ahorro energético, además, retinen el agua de la lluvia, actúan de escudo frente al frío y el viento, filtran los contaminantes que produce el tráfico y mejoran la salud física y mental de la ciudadanía”.

El edil ha cuantificado que durante 2020 los árboles de la ciudad supondrán un ahorro en climatización de 21 megavatios hora que se traduce en 22.500 euros; también se evitará 17 toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera y 450.000 litros de agua retenidos.