El servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Leganés soltará en un total de 600 árboles de la ciudad unas 135.000 mariquitas, afidius (avispas diminutas) y crisopas para controlar las dañinas plagas de pulgón y cochinilla, como insecticida natural, según ha informado el director de Control de Plagas del Ayuntamiento de Leganés, Gregorio Pintor.

Las cajas con estos pequeños insectos se han comenzado a depositar hoy junto a la plaza de la Comunidad de Madrid, que técnicos municipales han colocado asistidos por pértigas.

Pintor calcula que cada árbol tratado contará con unos 225 ejemplares de los insectos que se alimentan del pulgón y la cochinilla. En este sentido, ha explicado que “básicamente, lo que se pretende es minimizar los tratamientos químicos en las ciudades”.

Fuentes municipales han precisado que estas medidas se enmarcan en el “trabajo continuo sobre el control biológico de plagas”. Este año, por motivos climatológicos, la suelta de insectos se ha retrasado.

El municipio lleva años implicado en la lucha biológica contra las plagas y, de hecho, ha promovido la colocación de cajas para aves insectívoras y murciélagos por su voracidad a la hora de alimentarse de insectos y contribuir al reequilibrio de este tipo de fauna.