El Ayuntamiento de Pinto ha procedido a retirar el busto en honor al Rey Emérito, Juan Carlos I, que preside la entrada del parque homónimo de la ciudad. Una acción que se ejecuta, solo un día después de que el Pleno aprobara la moción de PSOE, Podemos y Unidas Pinto, de retirar el nombre a este enclave municipal. PP, Ciudadanos, VOX y el concejal no adscrito, Fernando Oliver, votaron en contra.

Se da la curiosidad de que este busto, ya retirado, fue obra de Pilar Fernández Oraá, quien precisamente hoy ostenta el cargo de presidenta de la Comisión Ejecutiva del PSOE pinteño.

En el texto de la moción aprobada figura el compromiso de realizar una consulta ciudadana, allá por el mes de septiembre, para elegir el nuevo nombre del parque, en función de las opciones que se establezcan a partir de los nombres aportados por los grupos que apoyaron esta moción.

La portavoz del equipo de Gobierno, Lola Rodríguez, ha señalado que “debe quedar claro que esta moción no tiene nada que ver con el debate entre monarquía o república”. Rodríguez, primera teniente de Alcalde, ha explicado que “la propuesta viene motivada porque no es concebible que el espacio más emblemático de nuestra ciudad tenga un nombre que se pueda considerar como dudoso en el ámbito de lo ético o de lo moral”.