Este lunes, el PP de Alcorcón pedía la dimisión de la alcaldesa por “faltar a la verdad” en su comparecencia en la ‘Comisión de Residencias’ el pasado viernes.

Desde el Ayuntamiento apuntan que “la alcaldesa no ha mentido en dicha comisión ya que efectivamente el Servicio de Bomberos de Alcorcón sí se ocupó de la gestión de la retirada de cadáveres en las residencias, ya que fue precisamente este servicio el que se preocupó de organizar dicha retirada al tratar directamente con las funerarias y aseguradoras”.

Reiteran que el propio Servicio de Bomberos de la Comunidad de Madrid “nos solicitó ayuda para articular la participación en la retirada de fallecidos, ante la carga de trabajo y la falta de recursos de las funerarias para realizarlo con rapidez. Precisamente por ello los Bomberos de Alcorcón realizaron esta gestión con las funerarias con el fin de agilizar la retirada lo más rápido posible por el bien de las familias”.

Para el Gobierno municipal, “el PP intenta intoxicar y desviar la atención de lo verdaderamente importante: aclarar qué es lo que ocurrió en las residencias de mayores de la ciudad donde se vivió una dramática situación tal y como denuncian los propios directores de las residencias, así como los propios familiares”.