El Balonmano Getasur mantiene intactas sus opciones de permanencia después de la visita al Jesmon Leganés en el derbi más dramático que se recuerda, ya que ambos equipos se jugaban buena parte de sus opciones de seguir un año más en la categoría de plata del balonmano femenino nacional. De hecho, el conjunto pepinero se las jugaba todas, ya que con la derrota se consumó su descenso a Primera Nacional.
El Getasur, por contra, sigue vivo en una lucha que se antoja fratricida. Tan fratricida como lo fue el partido celebrado en el pabellón Olímpia, donde se impuso por la mínima (18-19) en un agónico final. Este triunfo, que bien puede resultar determinante, se fraguó esencialmente a través de la mejor actuación defensiva del colectivo getafense en lo que va de temporada.
Las jugadoras de Pedro Moreno plantearon un dispositivo en 6-0 que dificultó al máximo la ofensiva leganense y además, por si no bastara con eso, la guardameta Andrea Viña completó una sobresaliente actuación al detener hasta 13 lanzamientos con un 42 por ciento de efectividad. Cierto es que en ataque no marcharon tan bien las cosas, pero el juego colectivo dio sus resultados y Sara Correa (5 goles), Ainhitze Etxeberria (3) y María Abellán (3) destacaron en este apartado.
El Getasur, que al descanso perdía por un ajustado 9-8, le dio la vuelta al marcador en el segundo periodo y llegó al tramo final del encuentro con tres goles de diferencia a su favor (16-19), pero dos errores en las últimas acciones posibilitaron que el Jesmon Leganés redujera la desventaja a la mínima expresión si bien no logró evitar la derrota que le acarreaba el descenso. Al término del encuentro, y en señal de reconocimiento hacia el equipo recién descendido, tanto las jugadoras visitantes como sus aficionados tributaron un aplauso a su rival y vecino en un momento tremendamente delicado.

TRES JORNADAS PARA EL FINAL DE LA COMPETICIÓN

Ahora el Getasur dispone de tres jornadas para sellar la permanencia y el reto se presenta factible pero tremendamente arduo, ya que está igualado a puntos (13) con el Málaga Norte -su máximo rival- por la salvación. A dos puntos de distancia (15) está el Base Villaverde, que se ha metido también en la lucha de manera insospechada, y a cinco (18) el Universidad de Granada, que recibe este domingo a las getafenses en otro duelo de enorme trascendencia. A continuación, las de Pedro Moreno recibirán en casa al intratable líder Salud Tenerife y cerrarán el curso visitando al Sanse.
De cara este tramo final, el técnico del conjunto getafense recalca que “la cosa está tan difícil como la veiamos al comenzar la temporada, pero lo vamos a pelear todo hasta el final. Es un orgullo cómo pelean las jugadoras cada partido”, se congratula Pedro Moreno, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de “un equipo muy joven y limitado, pero que está dando lo máximo. Si mantenemos esta intensidad defensiva y mejoramos de cara al gol, desde luego que tendremos posibilidades de salvarnos”.