En presencia de sus compañeros y miembros del cuerpo técnico del CF Fuenlabrada, Daniel Alberto ‘Cata’ Díaz ha puesto fin este lunes a su carrera deportiva como jugador en un multitudinaria comparecencia celebrada en la sala de Prensa del estadio Fernando Torres.

El central argentino ha estado acompañado por el director deportivo del club fuenlabreño, Miguel Melgar, que tras indicar que “hoy deberíamos estar aquí para anunciar la renovación del Cata, pero la vida es como un partido de fútbol y nunca sabes lo que va a pasar. La pasada semana me dijo que le había surgido un problema personal en Argentina y que tanto su mujer, como sus hijos y él tenían que viajar. Son temas personales y en la vida hay que tomar decisiones”, ha subrayado.

Melgar ha admitido que la marcha del Cata “es una pena para nosotros porque nos da muchísimo. Perdemos un baluarte grandísimo tanto dentro como fuera del campo”, ha especificado, “y aquí siempre tendrá su casa”.

Por su parte, el ya exjugador no ha querido precisar los motivos que le han llevado a precipitar su retirada “porque son temas personales. Lo he tratado de solucionar y no he podido”, ha explicado el Cata. “Nunca pensé que llegaría este día y es difícil hacerse a la idea, pero todo tiene un final y el final mío es hoy. Me quedo con todas cosas buenas que he vivido aquí y lo que más quisiera ahora es que el equipo pueda lograr el ascenso porque el sueño de todos es subir a Segunda”.

Cuestionado sobre si seguirá vinculado al mundo del fútbol, el argentino no tiene nada decidido. “En mi vida no he hecho más que jugar al fútbol y con el tiempo se verá si sigo ligado a este mundo porque no tengo pensado qué voy a hacer. El club me ha brindado la posibilidad de seguir” -en algún departamento por determinar- “pero ya digo que aún no sé lo que haré”.

EL CLUB BUSCARÁ UN SUSTITUTO EN EL MERCADO

La tarea no va a resultar sencilla “porque incluso aunque hubiera estado abierto el mercado hubiera sido imposible encontrar a alguien como el Cata”, ha reconocido Melgar, pero el asunto se complica todavía más con el mercado invernal cerrado hace menos de dos semanas.

Aun así, el director deportivo ha confirmado que “tenemos una ficha libre y nos vamos a mover”, a sabiendas de que solo pueden incorporar jugadores que en estos momentos se encuentren sin equipo. “Vamos a intentar reforzar el equipo, pero sin volvernos locos”, ha matizado, “ya que sabemos que el mercado no está fácil, pero de todas formas lo vamos a intentar”.