El CF Fuenlabrada ha apostado por la veteranía de Chico Flores para reforzar el eje de su zaga. El central gaditano, de 32 años, llega libre tras jugar hasta el pasado mes de febrero en el Rubin Kazan ruso y ha firmado contrato por una temporada con opción a otra.

Formado en las categorías inferiores del Cádiz, la trayectoria del nuevo jugador fuenlabreño ha sido de lo más variada, ya que ha ido pasando por clubes nacionales y extranjeros como Almería, Genoa, Mallorca, Swansea, Al Duhail (Qatar), Granada y Rubin Kazan, lo que da una idea de la experiencia con la que aterriza en el Fernando Torres.

En sus primeras declaraciones como jugador azulón ha dicho sentirse “muy ilusionado. Sé que el Fuenla lleva haciendo un trabajo fenomenal estos tres últimos años. Para el club es una ilusión estar en esta categoría”, ha remarcado, “y tenía ganas de venir y ayudar al máximo al equipo en esta etapa”.

Flores ha cometando que ya ha tenido ocasión incluso de conocer a sus nuevos compañeros “y me ha dado la sensación de que hay un vestuario fenomenal. La verdad es que estoy muy contento de estar aquí”, ha subrayado, “y ahora tenemos que trabajar para conseguir asentarnos, que es lo más importante”.