Como viene siendo tradición, el pabellón Juan de la Cierva sirvió de escenario para la presentación oficial del nuevo proyecto del Club Baloncesto Getafe, uno de los clubes que más han crecido en la Comunidad de Madrid durante los últimos años y que cuenta con nada menos que 800 jugadores y jugadoras repartidos entre sus equipos federados y sus escuelas municipales de baloncesto.

Un año más, el acto contó con la presencia estelar de Felipe Reyes, jugador del Real Madrid y de la selección española que fue nombrado en su día ‘padrino de honor’ del club getafense y que incluso da nombre al pabellón aledaño al Juan de la Cierva y que se dedica en exclusiva a la práctica del deporte de la canasta.

Reyes, que volvió a darse un baño de multitudes y no paró de firmar autógrafos y posar para un sinfín de fotografías durante el evento, admitió que “para mi siempre supone un placer estar aquí un año más con todos vosotros”, y se dirigió a todos los jóvenes deportistas presentes para recordarles que “la clave para mejorar es el trabajo diario y os animo a todos a que luchéis por vuestros sueños, por vuestros objetivos. Si trabajáis duro y os trazáis objetivos”, les sugirió, “podréis llegar muy lejos no solo en el baloncesto sino también en la vida”.

Además del jugador madridista también se dieron cita personalidades como la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer de Getafe, Gloria Dopico, a la que se hizo entrega por parte del CB Getafe de un cheque por importe de 750 euros logrados a través de la venta de botellas solidarias; el concejal de Deportes, Javier Santos; y los dos máximos responsables de la Federación de Baloncesto de Madrid, Santos Moraga y Miguel Ángel Garmendia, presidente y vicepresidente respectivamente.

Los 33 equipos federados con que cuenta el CB Getafe esta temporada convierten a la entidad getafense en una de las mayores canteras de la Comunidad de Madrid, ya que cuenta con representantes en todas las categorías desde benjamín hasta senior, tanto masculino como femenino. Y otro dato reseñable es que su mejoría dentro de las competiciones que organiza la FBM ha sido más que notable.

Igualmente reseñable es el crecimiento experimentado por las escuelas municipales de baloncesto puestas en marcha en cada barrio del municipio y que este curso superan los 400 alumnos. Además, su labor social está especialmente dirigida a colectivos en riesgo de exclusión social ofreciendo servicios en horarios de comedor en varios colegios.