El exgerente de Osasuna Ángel Vizcay ha afirmado este martes en el juicio del denominadado caso Osasuna que el club decidió en la parte final de la temporada 2012-2013 y de la temporada 2013-14 pagar al Getafe y al Betis por que se dejara ganar contra Osasuna y pagar asimismo a Valladolid, a Betis y a Espanyol para primarles en sus partidos contra rivales directos de Osasuna por la salvación en Primera división.

Vizcay, a preguntas de la fiscal, ha afirmado que se pagaron en 2013 150.000 euros al Real Valladolid por ganar al Deportivo, y otros 150.000 euros al Betis para ganar al Celta. “Tanto Celta como Deportivo eran rivales clasificatorios próximos y se primó a los que jugaban contra ellos”, ha afirmado.

Además, ha dicho que también en 2013 “hay otros 400.000 euros que se le dan al Getafe para que no ganara en Pamplona” y “hay otros 400.000 euros por primas a los jugadores establecidas entre la directiva y la plantilla”.

Ángel Vizcay ha afirmado que “todos esos destinos de dinero se hablaron y se decidieron en la Junta Directiva” de Osasuna. El exgerente ha relatado que en aquella época no había dinero en las arcas del club y ha explicado que el entonces directivo Purroy planteó que un familiar suyo podría realizar un préstamo para estos pagos.