El Coliseum se viste de gala este jueves para albergar a partir de las 18.55 horas otro partido digno de figurar entre ese puñado de duelos elegidos para formar parte de la historia continental del Getafe. Y es que el equipo azulón recibe en la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League nada menos que al Ajax de Amsterdam, ganador de cuatro Champions-Copa de Europa y semifinalista en la pasada edición de la máxima competición continental.

Eliminatoria, pues, con cierto pronunciamiento favorable para los intereses del colectivo holandés, que pese a haber perdido a varias de sus principales estrellas sigue contando con jugadores de enorme talento y potencial como Tadic, Van de Beek, Blind o Ziyech, por citar algunos de los que continúan bajo la tutela de Ten Hag.

Huele a noche grande en la ciudad y el ‘Geta’ estará tan arropado como en otras grandes citas que ha dirimido en el Coliseum, que se acercará al lleno pese a tratarse de un día laborable y una hora tan poco propicia como las 18.55 horas. Teniendo en cuenta que el partido fue declarado de alto riesgo, las localidades pudieron adquirirse hasta este miércoles porque el día del partido no estará abierta la taquilla.

A nadie se le escapa el favoritismo del Ajax en esta eliminatoria, que tendrá su segundo episodio el próximo jueves día 27 en el Johan Cruyff Arena, pero bien haría el conjunto neerlandés en no fiarse un pelo de los getafenses, que llegan a la cita en un excelente momento de forma y vienen de encadenar cuatro triunfos consecutivos en Liga interrumpidos el pasado fin de semana en el Camp Nou, donde los de Bordalás ofrecieron también una magnífica imagen pese a acabar cediendo por 2-1.

BORDALÁS: “PODEMOS HACER UN GRAN PARTIDO”

En vísperas del duelo, el técnico alicantino calificaba esta eliminatoria como “muy bonita” y concedía al Ajax el cartel de favorito “por ser un histórico”. En cualquier caso, advertía de que que su equipo “confía mucho en lo que venimos haciendo y por eso estamos convencidos de que podemos hacer un gran partido”.

Bordalás, que cuenta con todo el plantel disponible una vez que Damián cumplió su partido de sanción ante el Barça, decía sentir “un orgullo enorme por este equipo” y no escondía que “todo profesional trabaja para poder vivir este tipo de partidos algún día”.