Se acabaron las vacaciones para el Getafe, que este lunes ha dado el pistoletazo de salida a la pretemporada en una jornada marcada por la presentación oficial de Víctor Machín Pérez, ‘Vitolo’, que llega al equipo azulón a préstamo procedente del Atlético de Madrid, con el que viene de proclamarse campeón de lIga.

El centrocampista grancanario, de 31 años, ha estado acompañado en la sala de Prensa del Coliseum por el presidente del club, Ángel Torres, quien ha explicado que “ha sido una ocasión interesante. Es una operación habitual del 31 de agosto y la hemos hecho ahora”, ha indicado antes de confiar en que “este año sea el de su consagración. Es un jugador que nos viene bien y por eso está aquí”.

Vitolo, por su parte, ha dicho estar “muy ilusionado. Empiezo un nuevo camino y vengo con todas las ganas del mundo de hacerlo bien y demostrar a la gente que todavía tengo fútbol”, ha comentado antes de precisar que “quería quedarme en Madrid por el tema familiar y además conozco de hace tiempo a Míchel, que me parece un gran entrenador”.

Después de una temporada complicada, en la que no dispuso de muchos minutos, el internacional ha remarcado que “tengo 31 años y todavía me queda. Quiero volver a sentirme importante otra vez y creo que éste es el club idóneo para hacerlo. Ahora lo que necesito es confianza y sentirme querido en el club”, ha insistido.

A VUELTAS CON LA CLÁUSULA DE RESCISIÓN DE CUCURELLA

Ya en el tramo final de la rueda de Prensa, Torres ha sido cuestionado por las recientes declaraciones de Marc Cucurella, que este domingo aclaraba en Radio Marca que su cláusula de rescisión es de 18 millones, “y no de 30 como se viene diciendo en algunos sitios”.

El presidente se ha limitado a señalar que “lo único que le escuché decir al acabar la pasada temporada es que quería seguir en el Getafe este año y ni siquiera sé qué cláusula tiene este año. Lo miraré ahora”, ha apuntado.