El cristal del coche de un vecino, partido por el impacto de una piedra

“Alarma social injustificada”. Así ha definido el Gobierno de Humanes de Madrid los actos vandálicos denunciados por los vecinos, que en los últimos días han visto como sus vehículos amanecían con las ruedas pinchadas o los cristales rotos a pedradas.

La afirmación se produce como respuesta a una pregunta del PSOE, trasladada al equipo de Gobierno en el pasado Pleno. En concreto, los socialistas cuestionaban sobre los planes de seguridad puestos en marcha por el Ejecutivo, ante lo que que definían “vandalismo feroz que están sufriendo los vecinos en sus vehículos”.

Y la respuesta literal del Gobierno de José Antonio Sánchez ha sido: “Su afirmación nos parece una alarma social injustificada”, si bien reconocen que “se está trabajando al respecto”. Una contestación que ha hecho pública el propio PSOE de Humanes de Madrid.