El Consejo de Ministros, en virtud de la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil, ha aprobado este martes declarar como zona catastrófica a las comunidades afectadas por el temporal Filomena, entre ellas, la Comunidad de Madrid, que lo solicitó la semana pasada. 

El objetivo del Ejecutivo es, según ha defendido la portavoz María Jesús Montero, “agilizar el conjunto de los procedimientos para que lleguen pronto las ayudas y evitar cualquier demora a las condiciones de vida en buena parte del país”, a pesar de que el acuerdo formulado este martes no ha podido incluir aún una cuantificación precisa de los daños. De modo que una vez se haga una estimación definitiva se procederá a aprobar en el seno del Consejo de Ministros un nuevo acuerdo con mayor concreción.

A falta de conocer, pues, más detalles sobre el contenido de lo aprobado, municipios madrileños como Leganés, Pinto, Fuenlabrada, Alcorcón, Getafe, Arryomolinos, Humanes de Madrid o Moraleja de Enmedio, también pidieron esta medida en los últimos días. La declaración de zona catastrófica da la posibilidad a estas localidades, de acceder a compensaciones económicas del Estado, para paliar los efectos de la gran nevada.

“No lo puedo valorar más que muy positivamente. Me parece todo un acierto”, ha manifestado la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, al tiempo que ha sostenido que desde el Ejecutivo madrileño va a colaborar con el Gobierno de España “en todo lo que sea necesario a través de las distintas consejerías para ayudarles a evaluar con eficacia los destrozos y los daños causados por el temporal” para así poderse recuperar “antes”.

“Vamos a ver en qué consiste esa declaración, a que municipios afecta. Vamos a conocer el detalle y, a partir de ahí, haremos una valoración. Si ya veníamos tocados por la crisis relacionada por la Covid, a nivel económico, esta borrasca ha terminado por suponer la ruina para miles de negocios, explotaciones ganaderas y agrícolas y establecimientos que se han visto afectados”, ha dicho el vicepresidente de Madrid, Ignacio Aguado, en una entrevista en Telemadrid.

El pasado domingo, el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez, remitió una carta a los alcaldes para que antes del jueves 21, a las 15.00 horas, remitan un informe con la valoración de daños.