El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, ha informado que desde este 25 de octubre, se decreta el Estado de Alarma en todo el país. Y así ha sido publicado en el BOE.

El Estado de Alarma estará vigente hasta las 00.00 horas del 9 de noviembre, pero Sánchez ha dicho que la propuesta que llevará el Ejecutivo al Congreso de los Diputados, será para prorrogarlo al 9 de mayo de 2021 y serán las comunidades autónomas, en el Consejo Interterritorial, las que gestionen dicha alarma dentro de sus competencias y en sus límites territoriales.

Asimismo, se establece un toque de queda desde las 23.00 horas hasta las 06.00 de la madrugada, aunque puede ser modulado por las autonomías, adelantando a las 22.00 horas y retrasandalo hasta las doce de la noche, e igualmente hasta las 07.00 horas o hasta las 05.00 horas.

De esta manera, Sánchez ha hecho hincapié en que las comunidades podrán limitar la entrada y salida de sus territorios, en todo o en parte. Lo que implica que se podrá viajar de una comunidad a otra solo si ambas no han restringido totalmente la entrada y salida de personas.

Esta restricción de entrada y salida de personas tendrá excepciones: asistencia a centros sanitarios, centros educativos, cumplimiento de obligaciones profesionales o laborales, etc.

Las comunidades autónomas decidirán limitar la permanencia de personas en espacios públicos o privados a un número máximo de 6 personas, salvo en el caso de convivientes. Si la situación epidemiológica mejora, podría levantarse antes el Estado de Alarma.

Sin embargo, Pedro Sánchez ha declarado que el objetivo es bajar en este tiempo a los 25 casos por 100.000 habitantes, cuando actualmente hay 368 casos.

“SITUACIÓN EXTREMA”

En apenas unos meses, España ha pasado de haber superado el virus a una “situación extrema”, como la ha catalogado Sánchez este domingo. Y es que en junio, Sánchez dijo que había que “salir a la calle” y hoy ha incidido en que estamos en la segunda ola.

Por eso ha especificado que el Estado de Alarma es “distinto” al que se prolongó tres meses desde marzo de 2020, si bien las medidas son, nuevamente, de prohibir la libertad de movimientos de los españoles, para evitar los contagios de coronavirus. Y eso que Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, dijo hace diez días que estaba estabilizándose la situación.

De modo que, casi nueve meses después, el Estado de Alarma vuelve a ser la herramienta para prohibir la libertad de movimientos de las personas y dar soporte jurídico a las medidas tomadas hace unos días. Y casi nueve meses después, al contrario que en otros países del entorno, nadie ha asumido responsabilidades políticas, ni ha dimitido.