Victoria clave la conseguida el pasado fin de semana por el Grupo Egido Voleibol Pinto ante el Mundet tanto por salir provisionalmente de las posiciones de descenso como por producirse frente a un rival directo en la lucha por la permanencia. El incontestable triunfo de los pinteños por 3-0 en el polideportivo Príncipes de Asturias, que registró una considerable afluencia de aficionados tras el llamamiento realizado en los días previos al duelo, permite a los de Miguel Ángel Sánchez mantener las espadas en alto de cara a los cuatro últimos compromisos y seguir dependiendo de sí mismos, otro factor que se antoja fundamental.

El partido ante Mundet, como era de suponer teniendo en cuenta lo mucho que había en juego, resultó muy intenso más allá de lo que diga el marcador final. La relevancia del encuentro se dejó sentir en la pista, especialmente en los compases iniciales, aunque en la parte final de los dos primeros sets el Voleibol Pinto acabó poniendo la directa imponiéndose de manera relativamente holgada por 25-21 y 25-17. No así en la tercera manga, que resultó mucho más igualada y acabó decantándose del lado local por un ajustado 27-25.

Una de las claves del encuentro fue la enorme presión local al saque, que condicionó mucho la dirección del juego visitante. Además, los pinteños estuvieron muy sobrios en recepción, lo que permitió un juego muy variado en ataque con los centrales superando constantemente el bloqueo rival.

Uno de los puntos fuertes de Voleibol Pinto en esta segunda vuelta es que su juego es muy variado y el protagonismo se distribuye bastante. En esta ocasión Alberto de Miguel, con 13 puntos, fue el más destacado en la faceta ofensiva, pero también fue muy reseñable que los tres receptores tuvieron un porcentaje superior al 80 por ciento, sin duda un nivel muy alto.

ESTE SÁBADO TOCA OTRO RIVAL DIRECTO

La siguiente final de las cuatro que aguardan al colectivo de Miguel Ángel Sánchez tendrá lugar este sábado en Tenerife, donde visita a un Cisneros Alter cuyos números pueden llevar a confusión. Se ha reforzado sobremanera en las últimas jornadas para evitar el descenso y lo último es que ha fichado al capitán de la selección peruana de voleibol. Su nivel de juego, pues, tiene poco que ver con el de un colista y este pasado fin de semana, sin ir más lejos, llegaron a poner en apuros a un CV Leganés teóricamente muy superior.

Sánchez dice confiar plenamente en los suyos de cara a este tramo decisivo porque “somos un equipo que está acostumbrado a competir y vivir al filo de la navaja. Los chicos han demostrado con creces que son capaces de jugar con esa presión y eso es digno de alabar en un conjunto tan joven como es el nuestro. Estamos plenamente convencidos de que vamos a dar la cara en este tramo final de temporada”, se aventuraba a afirmar.

Puesto a echar números, “dos victorias creo que nos garantizarían la permanencia, sobre todo si una de ellas es este fin de semana. Es tanta la igualdad”, subrayaba Sánchez, “que dependemos mucho también de otros resultados. Nuestras cuentas es que con dos victorias la permanencia sería un hecho, pero hay que sacarlas”.